No se disfruta verdaderamente la propia felicidad cuando falta la de los otros. - Georges Bernanos