La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano. - Voltaire