Despréndete de todas las impresiones de los sentidos y de la imaginación, y no te fíes sino de la razón. - René Descartes