El hombre se precipita en el error con más rapidez que los ríos corren hacia el mar. - Voltaire