Cuidado con la tristeza. Es un vicio. - Gustave Flaubert