Al mismo tiempo, aprendí que siempre pierdes. Sólo los bastardos piensan que vencen - Jean-Paul Sartre