A veces la vida te va a pegar en la cabeza con un ladrillo. Pero no pierdas la fe - Steve Jobs