Debe uno ser pobre para conocer el lujo de dar. - George Eliot