No hables de amor. No hay nada más poético ni sublime que dos que no se hablan de amor y se aman. - Thomas Campbell