Tú no tendrás que responder de los demás; tendrás que dar cuenta de ti mismo - Tomás de Kempis