La naturaleza nunca quebranta sus propias leyes - Leonardo da Vinci