En las amarguras desearéis la dulzura, y en la guerra, la paz. - Santa Catalina De Siena