La causa más frecuente de la timidez es una opinión excesiva de nuestra propia importancia - Samuel Johnson