No tuve ningún lugar donde esconderme del trueno, así que ya no le temo - Gengis Kan