La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes - José Martí