La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí - Jorge Luis Borges