Odio las almas estrechas; sin bálsamo ni veneno; hechas sin nada malo ni bueno. - Friedrich Nietzsche