La justicia es la constancia de una perpetua voluntad - San Bernardino de Siena