El amor no mira con los ojos, sino con el alma. - William Shakespeare