Los verdaderos amigos se encuentran en las desgracias. - Esopo