¡Oh, vosotros que tenéis sanas inteligencias, parad mientes en la doctrina escondida tras el velo de versos extraños! - Dante Alighieri