De todo esto no sale otra explicación, salvo que la contradicción es el móvil e imprevisible fondo del alma humana - Alberto Moravia