A menudo se juzga a los hombres por el crédito de que gozan o por las riquezas que poseen. - François de la Rochefoucauld