Mirad no suceda que, mientras guardais la tierra, perdáis el cielo - Valerio Máximo