Lo poco que sé se lo debo a mi ignorancia - Platón