Si se trata de una planta mala, debe arrancarse la planta inmediatamente, en cuanto se ha podido reconocer. - Antoine de Saint Exupery