La más segura cura para la vanidad es la soledad - Thomas C. Wolfe