El tedio es una enfermedad del entendimiento, que no acomete sino a los ociosos. - Concepción Arenal