La honradez reconocida es el más seguro de los juramentos. - Benjamin Franklin