Un libro de cabecera no se escoge, se enamora uno de él. - Jose Luis de Villalonga