Lo que ahoga a alguien no es caerse al río, sino mantenerse sumergido en él - Paulo Coelho