Bienaventurados los que están en el fondo del pozo porque de ahí en adelante sólo cabe ir mejorando - Joan Manuel Serrat