La Constitución es una norma de obligado cumplimiento y no “una lista de sugerencias” y cuando hay una sentencia del Tribunal Constitucional compete acatarla a todos y “no buscar mecanismos para intentar sortearla” - Soraya Sáenz de Santamaría