Cualquier institución que no suponga la bondad de la gente, y al magistrado corruptible, es mala - Maximilien de Robespierre