Piense usted lo que quiera, pero piénselo - Fernando Savater