Sentir y pensar, considerándolo bien, son como el ciego que guía al cojo. - Franz Grillparzer