Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño de tercero. - Miguel de Cervantes