Sí, es cierto: no podemos controlar los vientos ni las lluvias ni los demás imprevistos climáticos. Pero podemos desplegar las velas de manera que nuestro barco siga el curso deseado - Tony Robbins