La mente siempre tiene razón, mientras que el apetito y la imaginación pueden equivocarse - Aristóteles