No hay que intentar fijar al hombre, pues su destino es ser soltado - Frantz Fanon