El amor al dinero es el origen de toda maldad - San Pablo