El Mundo se halla desgraciadamente a merced de los necios - Talmud