La moda comienza y termina siempre por las dos cosas que más aborrece: la singularidad y la vulgaridad. - William Hazlitt