El único paraíso es el paraíso perdido - Marcel Proust