La tentación nunca nos halla tan flacos como al estar ociosos. - Francisco de Sales