Ni el pueblo es una raza ni los aristócratas son una sangre. Todo es cosa de ambiente. Y esto quiere decir que aunque personalmente se hagan desaparecer los aristócratas, el ambiente los reproducirá como reproducirá siempre la masa amorfa y mal oliente. - Thomas Edward Lawrence