Verdaderamente, el azar tiene mucho poder sobre nosotros, puesto que, si vivimos, es por azar - Séneca