La única técnica que merece la pena dominar es la que uno mismo inventa. - Jean Cocteau