El placer priva de sus facultades al hombre tanto como el dolor. - Platón