Que no me quieren dar muerte por negarme este descanso - Agustín Moreto